22 noviembre 2013

DELEGAR (qué maravilla tener compinches)

Me pasa con cierta frecuencia que cuando digo que soy ayudante de dirección la primera respuesta es un: “¿Y eso? ¿No preferirías dirigir tú y que te ayude otro?”. Pues no. Bueno vale, reconozco que a veces sí, pero es que a mí como ayudante también  me ayudan y mucho. Me explico: el departamento de dirección, como todos los demás, lo forman más o menos personas en función de cómo de complicado sea el proyecto, pero en general el organigrama vendría a ser algo así:

Lógicamente, si el proyecto es pequeñito estarán solo los de arriba, y a medida que se vaya complicando irán apareciendo más o menos por debajo. Y sí, también hay directores que son sus propios dires de foto y operan la cámara y van sin ayudante por la vida, y aunque a veces pueda entender que pase, la realidad es que así se suele complicar bastante el rodaje.

Centrándonos en esta estructura, veremos que los scripts aparecen solitos en el mundo, porque aunque son del equipo de dirección, se relacionan con los demás de una forma muy distinta. Es uno de los puestos en los que más se aprende y para ser realmente bueno en ello hay que saber mucho de todo, pero el tema da para largo, así que ya hablaré de ello con calma en otro momento.

Y ahora lo que nos interesa hoy: ¿qué delegar en el resto del equipo? Pues depende del ayudante. Los hay que delegan todo y los hay que son hiperactivos y quieren hacerlo todo ellos. Yo reconozco que cuando estoy de primera sí delego bastante, pero antes de rodar (y con la orden especialmente) delego muy poquito, porque quiero asegurarme de que tengo todo bajo control y sé lo que se está haciendo.

Ahora bien, hay veces que, por ejemplo, el primero está hasta arriba acabando de localizar y no puede encargarse de coordinar las pruebas de vestuario y maqui-pelu. Pues para eso estará el segundo, y también para ser la cabeza visible de dirección en reuniones a las que por los motivos equis, el primero no pueda ir.

En definitiva, si hay segundo de dirección se incorporará en preproducción, para encargarse de todo aquello para lo que el primero no tenga tiempo material. Y rodando, el segundo puede encargarse de las órdenes de rodaje del día siguiente, en base a la previa que ya ha hecho primero y a los cambios que haya habido (a este se le llamaría segundo de papeles o de oficina). También puede prevenir lo que vayamos a rodar a continuación para facilitar la vida al primero, anticipándose a lo que vaya a necesitar para tenerlo listo en cuanto se lo pida. O bien puede sustituirle en set cuando el primero haya ido al baño, por ejemplo (este sería el segundo de set, o a veces un auxiliar, depende de cada caso).

Los auxiliares se incorporan o bien al empezar el rodaje, o bien un día o dos antes (para leerse el guión a fondo, hacer fotocopias y esas cosas). Y ya en rodaje son salvavidas (porque anticipan), y al igual que el segundo de set, actúan como pequeños y maravillosos compinches en todo aquello que al primero se le pueda estar escapando (esta sensación de capo de la mafia es divertidísima cuando tú eres primero).

Por poner un ejemplo verídico: pongamos que yo, como primera, estoy coordinando lo que sea con el jefe de producción. Mientras he dejado un momento al dire de foto reiluminando lo siguiente, al director repasando la secuencia con un actor y a uno de mis compinches a cargo del set para sustituirme en lo que haga falta. Durante mi ausencia él escucha, porque es un tipo atento, al dire de foto y al director maquinar un nuevo plano genial que se les acaba de ocurrir, y que como salga adelante me va a suponer un descuadre de 35 minutos. Mi compinche, muy habilidoso, en lugar de decírmelo por el walkie para que lo oiga todo el mundo, se acercará a donde esté yo para susurrarme en el oído las novedades. Y así yo, en cuanto pueda, me acercaré a ellos muy sonriente, a concretar qué están tramando y ver hasta qué punto es o no viable, antes de que sea demasiado tarde. Y ésta es una de las cosas por las que adoro a mi equipazo.

Mi reacción ante el susurro de mi compinche
(es fantástico el tumblr de 1stAD)

También en función de cómo de complicado sea el rodaje, puede haber uno o varios auxiliares (y a veces un segundo) que van haciendo más agradable la vida de todos desde diferentes ámbitos:
  • Actores → es quien les recibe cuando llegan, sabe dónde están todos en todo momento, los tiene listos a su hora y se va después de que el último haya cogido el coche. Los actores no pueden estar pululando por ahí porque se despistan con mucha facilidad y puede ser peligroso. No muerden, pero se paran a hablar con tal, van un momentito a mirar no sé qué… y luego nos volvemos locos porque le toca salir en plano y no aparece por ningún lado. Pues ahí está ese magnífico auxiliar que sabe que el tipo está en el baño. Y también está para echar un cable si alguno se encuentra mal, si necesita un café, si no encuentra sus gafas o si lo que sea. Con esto me extenderé más en algún momento porque yo con los actores me lo paso pipa y me apetece hablar sobre ellos.
  • Figuración → les recibe por la mañana, cuenta que estén todos, les habla un poquito de lo que van a hacer en el día, les coloca en plano cuando hacen falta… y los que me caen bien también están atentos a que estén cómodos, tengan agua y esas cosas. Lo normal es que sea el primero o el propio director quien coloque a la figuración especial, pero es el auxiliar quien organiza al resto y les coreografía cruces y esas cosas que si salen bien no se notan. Cuando hay muchísima figuración también suele haber un coordinador de figuración, que les tiene listos para cuando los auxiliares de figuración se los vayan pidiendo. En cualquier caso el coordinador es ajeno al equipo de dirección, suele venir con la agencia.
  • Combo → en caso de que el combo esté apartado del set, es quien está allí contándole por walkie al primero (que nunca se mueve del set) todo lo que van diciendo el director y/o el dire de foto. Lo resume para no tener ocupado el walkie, pero con cuidadito para no perder los matices, poniéndole al día de todo lo que está pasando ‘fuera’. La mayoría de los directores con los que he currado yo odian tener el walkie ellos porque supone que estén todo el rato escuchando cosas que no van con ellos y pendientes de un aparato, lo cual es un coñazo y además desconcentra. Pero también es cierto que a algunos les gusta, en cuyo caso este auxiliar desaparecería. Los walkies son junto con el velcro el mejor invento de la humanidad, así que también tendrán su post.
  • Los que parecen de producción → son auxiliares que echan un cable a producción cuando ellos estén desbordados. Cortan calles con su chaleco reflectante, cortan puertas con sus brazos cruzados (se colocan en el pasillo impidiendo el paso cuando estamos en toma, o evitando ruidos ajenos, etc.), dan marcas a los actores (se agachan en el suelo o se esconden en sitios inverosímiles para dar una señal al actor cuando le toque salir, por ejemplo)…

Y luego están los meritorios, que teóricamente no tienen experiencia alguna y están allí para aprender. Suelen ser  encantadores porque tienen todas las ganas del mundo, así que hay que quererles mucho, pero no se les pueden pedir responsabilidades. Pueden hacer recados, traer cafés o actores, y quizá sean los próximos en ganar un Óscar, pero hoy no han venido a organizar nada y eso hay que tenerlo en mente. Y en la práctica, algunas veces trabajan como lo haría un auxiliar, pero no cobran. Suponiendo que el auxiliar cobre, porque qué locura cómo está la cosa.

En realidad cómo se reparta todo éste curro dependerá de cuánto se decida delegar y sobre todo de cuánto se confíe en cada uno. Yo he visto primeros que habrían confiado la educación de sus hijos en un auxiliar porque el tío es un máquina, y otros que les tratan de cafetera con patas. Hay de todo, y de todo el equipo se puede aprender mucho siempre.

Creo que la mejor forma de explicar cómo se reparten las tareas en dirección me la resumió Mario Pérez (mi compinche favorito) en una sola frase: “supongo que el ayudante es el ahora y siempre, el auxiliar es el después, el segundo es el mañana, y la script es el todo en su orden adecuado. Toma ya. Lo sencillo que era y la chapa que os he soltado ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario